(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 19 de enero de 2008

Los cronocrímenes de Oxford



SPOILER FREE - LEE LA CRÍTICA Y VE A VER LA PELI

Alex de la Iglesia es un director cojonudo que ha hecho un montón de películas divertidísimas. Finalmente se lanza con su primer thriller de suspense al estilo clásico, "Los Crímenes de Oxford".

Como un peculiar diario de producción, el director creó Blasfemando en el Vórtice del Universo, un blog donde narraba sus alegría y tristezas a lo largo de un rodaje muy difícil.

Tecnicamente la película vale y mucho. Tiene unos grandísimos actores y una fotografía excelente pero yo siempre he pensado que lo más importante es lo que cuentas. Y cuando lo que cuentas tiene tantos fallos, al final no importa que te acompañe un equipo excelente.

Me cuesta mucho hacer esta crítica por que no aprecio, ADMIRO a Alex de la Iglesia. Creo que es un tipo que se esfuerza y hace un cine diferente en un país de caspa pura y dura. La mayor parte de sus flmes me resultan excelentes. Pero en esta ocasión pienso que el resultado final es mediocre.

"Los Crímenes de Oxford" empieza de forma potente y se nos presenta a los personajes de un modo bastante adecuado. Pero al poco rato la historia empieza a hacer aguas.

La mitad del tiempo los protagonistas se lo pasan discutiendo sobre aburridas teorías matemáticas que no llevan a ningún lado. Muy "Dan Brown" todo. Lo curioso es que en dichas conversaciones, como sepas un mínimo de que están hablando, encuentras cincuenta millones de fallos.

Además, que no entiendo por que todo el mundo en Oxford tiene que estar chiflado. Eso es algo que me dejó asombradísimo. Y lo peor es que hay muchísimos personajes que no se sabe que pintan ahí. Y otros que sí se sabe pero cuyos destinos, desgraciadamente, quedan en el aire.

Leonor Watling es... perfecta. Simplemente. Pero es que su personaje SOBRA. No tiene la menor profundidad ni interés y su presencia sólo cobra sentido en una escena final que además, es absurda por acelerada.



El final, como siempre en este tipo de thrillers, es increiblemente tramposo y nos plantea una duda fundamental: vale, yo no soy catedrático así que es normal que no conozca las series, problemas y detalles que mueven la historia pero... ¡Esos personajes tenían que haber adivinado ciertas cosas en apenas veinte segundos!

Lo mejor del filme son las "anécdotas" que cuentan los protagonistas con pequeños relatos mucho más interesantes que el principal. Además, la trama se mueve un poco a trompicones, a golpe de asesinato, sin practicamente movimiento entre medias.

Pero aun así quiero recalcar que la experiencia resulta entretenida, por que, al fin y al cabo, encontramos todo lo que esperábamos ver, aunque sea de una forma incompleta o un poco "metida con calzador". Tenemos comedia, suspense, acción, misterio y amor. Aunque ninguno de los elementos llega a cuajar del todo.

Así que, en definitiva, esta es una película aceptable que sin embargo cuenta una historia con agujeros por todas partes. Esa ha sido mi opinión.

Espero impaciente el próximo trabajo de Alex que seguro que nos sorprende con su calidad y sentido del humor.

3 comentarios:

Angel dijo...

Bueno Kike, todavía no la he visto, así que no puedo opinar, pero sobre lo que dices de "son cosas que ellos deberían descubrir en 20 segundos" tal vez tengas razón, pero precisamente por eso existe la "teoría de la navaja de Occam" (aquí sale mi vena ingenieril) que dice que la respuesta mas probable es la más facil, pero la probabilidad de un pronto descubrimiento de la solución es inversamente proporcional a su ibviedad.
Y es que... ¡¡¡somos gilipollas!!!

Un saludo!!!!

Angel dijo...

Edito: donde dije ibviedad quería decir obviedad...

Haciendo Amig@s dijo...

Es que es lo malo de Alex, que no se atreve a hacer pelis en serio por miedo a que le digan que son tonterías. Prefiere hacer las tonterías a propósito... eso sí, maravillosamente hechas.

Una pena.