(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 20 de noviembre de 2007

El Vampiro de Ultramar



2.3 sobre 10 de puntuación (basado en 126 votos). Comentario de los usuarios: "Spanish TRASH Cinema".

¿De qué hablamos?

Obviamente hablamos de...

CONDEMOR II: BRÁCULA

Gracias a las maravillas de la TV por cable he podido saborear lo que hasta ahora me era un bocado exquisito a la par que escurridizo. Un clásico, una obra de culto, una cima inalcanzable del cine mundial. La dignísima secuela de CONDEMOR, EL PECADOR DE LA PRADERA, un filme que mezcla terror psicológico con humor inteligente a partes iguales, de una forma tan sutil como meritoria.

Dirigida por nada menos que Álvaro Saenz de Heredia, padre también de otra pieza maestra, El Robobo de la Jojoya. Lo más curioso es que es el amigable sobrino de Jose Luis Saenz de Heredia, el director de la película escrita por Francisco Franco, RAZA. Con semejante títulos y semejantes antecedentes no creo que haga falta aclarar que se trata de la más espantosa y evidente muestra de propaganda requetefascista-patriotera que he visto en mi vida (por que sí, la he visto).

De hecho este coso inmundo tiene un diálogo que no olvidaré en la vida:

-¡Señor, hemos acabado con otro batallón de las brigadas internacionales! -Buen servicio le damos a Europa acabando con esa chusma revolucionaria...

Atónito me quedé. Creo que me voy a imprimir camisetas con el soniquete, no digo más.

Volviendo a esa majestuosa maravilla del celuloide que es Brácula, decir que nunca la vi en su tiempo. Creo que con 10 años habría sido mi película favorita, en serio, desplazando incluso a "Los Cazafantasmas".

Por que Chiquito es entrañable. Y Drácula es mucho Drácula. Imaginaos que cóctel.

Sí, amigos, seamos realistas de una maldita vez. Chiquito de la Calzada mola. No, no apartéis la cabeza. No os ocultéis tras la revista pornográfica. Abandonad de una vez esa risita nerviosa. No os tiréis por la ventana ni os prendais fuego. Chiquito de la Calzada mola.

Y Drácula es la hostia. Es el ente sobrenatural definitivo. Todos los demás Príncipes de la Oscuridad no son mas que tristes imitaciones. O como dicen los chavalines "el jefe de los demás monstruos".

Pero ¿Para que tanta palabrería cuando uno puede estremecerse con el resultado?

Una de las escenas más cuidadas y de mayor contenido intelectual de esta obra de arte:



Fíjense, por favor, en la sutil crítica social que se efectúa aquí con el hábil juego de palabra entre "tendera" y "ternera". Magnífico.

Es cuestión de fijarse en los pequeños detalles. Los actores resultan deliberadamente exagerados para alejar al espectador de la ficción de la pantalla, como en el teatro épico de Bertolt Brecht. El guión no contiene lagunas argumentales sino ingeniosos misterios que deben resolverse usando la imaginación. Toda la comedia emana del propio Chiquito no por una falta de creatividad humorística sino por que se trata del símbolo de nuestra necesidad interna de liderazgo, representa el "dejarse llevar", reír por reír, llorar por llorar. Nuevamente aquí aparece un fuerte estudio del funcionamiento de la sociedad. Frases como "Trae aquí que te voy a mirar los tele-esféricos" al fijarse en los pechos de una doncella no hacen sino atestiguar mis hipótesis. El diálogo pedante y vacio de Bresson da paso a una ironía finísima.

Estamos ante un punto de inflexión en la historia del cine universal.

Veamos que opinan nuestros queridísimos amigos de la Frikipedia, hacedores de la mayor fuente de conocimiento del universo conocido:

(...)

Peaso pelicula, clasico más instantaneo que el Cola Cao Turbo.

También considerado el dios mitológico de la risa. Sinónimo de Condemor II, Abenámar está pensando completar la trilogía.

Está confirmado que Spielberg rodará una nueva versión para el mercado anglosajón (que rima con...).

(...)

Y, como no, quiero rendir tributo a un tal "Pas" de Vigo que ha escrito una adecuadísima y genial crítica de este filme, de la cual paso a reproducir la última parte:

(...)

En cuanto a sus valores cinematográficos, destaca la hibridación de géneros: comedia, aventuras en el mar, musical, terror, drama romántico de amores imposibles... Destaca además su fotografía y puesta en escena, digno equivalente hispano de "Barry Lyndon" por su minuciosidad.

Recomendable en todas las facultades y escuelas de Cine, Medicina y Psicología. Y para todo el mundo con un poco de sensibilidad

Sublime. Simplemente sublime.

Y antes de partir, os dejo con EL video musical DEFINITIVO. La canción oficial de Brácula cantada por él mismo... pegadiza a más no poder ¡Por la gloria de su madre!



¡¡Soy el vampiro más famoso, más malo y tenebroso, que viene de Ultramaaaaaar!!
¡¡Soy el vampiro justiciero con cuerpo de torero y alas pa volar!!
¡¡Soy primo hermano de Satán y me sabe a mazapán todo el que voy a morder!!

5 comentarios:

Paco Fox dijo...

¡Aaaah...! Uno de mis mejores momentos sórdidos en el cine. El tipo que vino a verla conmigo y yo nos dedicamos a pasearnos por el patio de butacas al grito de ¡Jarl!. Gigantesca.

NtmeC dijo...

Es que esta película en el cine debe ser la repolla. Lo malo es que si vas con alguien a quien no le guste que le hablen en el cine lo llevas crudo, porque este film pide comentarios y risas escandalosas por doquier.

SuperSantiEgo dijo...

Raza hay que verla como la obra sórdida que es. Yo la vi con unos amigos hará unos diez años, e íbamos de un espectro político de socialdemócrata a bolchevique. Fue una experiencia inolvidable, así como la charla-coloquio posterior.

Ese "Hay que levantarla", ese "Hay alguien que no podrá perdonarme todo el daño que le he hecho a España. ¡Yo!", son momentos gloriosos que vistos desde la perspectiva adecuada no causan sino jolgorio y regocijo en la mente bien amueblada.

Mi diálogo favorito es "Tenemos problemas en Filipinas". "Ah, la perenne rebeldía de las gentes de color".

Brácula es gloriosa, sin duda, ¡pero te has olvidado de citar a ese ¡GRANDE de España! que es Bigote Arrocet. Bueno, no es español, pero lo apadrinamos rápidamente.

Milgrom dijo...

Joer Paco, creo que todos los que fuimos a verla al cine hicimos lo mismo. Además yo llevo años con la canción de Brácula como melodía para el móvil.

Ash_Williams dijo...

Me encanta Bracula.

Cometi el error de ponersela a mis amigos, gente con un menor criterio y llenos de prejuicios cinematograficos, ahora lo utilizan como arma arrojadiza y me lo echan en cara cuando hablamos de cine intentando menospreciar mi cultura cinematografica.

...No me arrepiento de nada.