(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 29 de noviembre de 2007

EL CUSTODIO - Reseña constructiva


Ya he visto El Custodio y me ha gustado mucho:

La historia comienza en un pequeño pueblecito de la Antártida, en mayo de 1970. El protagonista, Eustaquio, debe custodiar un pavo y llevarlo hasta Londres en menos de dos semanas. Para ello cuenta con la ayuda de Filipita, una niña italo-japonesa de 6 años con grandes conocimientos de peluquería.
En el camino, Eustaquio se encontrará con Roberta, una taxista ecuatoriana de metro sesenta de la cae perdidamente enamorado. Por desgracia sus ex novios, Margarito y Tulipanio Jones (gemelos siameses aficionados al bingo) han encontrado el modo de fotocopiar billetes y para ello necesitan el código de su caja fuerte, tatuado en la nalga izquiera de Roberta.
Mientras tanto, Zandu, un muchacho congoleño homosexual y Rita, una muchacha holandesa lesbiana, iniciarán una relación amorosa en contra de sus familias. En su frenética huida darán con Filipita la cual les prometerá protegerlos a cambio de varias toneladas de abono embolsado.
De esta forma los personajes evolucionarán poco a poco, aprendiendo el valor de la amistad, la nulidad del ser y el verdadero significado de la navidad. Por supuesto, todas las parejas de separan y los protagonistas van liándose entre ellos de las más diversas e inmorales formas.
Al final, el pavo resultará muerto por culpa de un contorsionista aficionado a golpear aves con un martillo y Eustaquio llega a Inglaterra con las manos vacías. Pero es entonces cuando tiene lugar un terremoto que hundirá la ciudad, conviertiendo a Eustaquio en un gran héroe cuando sacrifica su propia vida para salvar una granja de bichos palo. En su honor, se erige una estatua de bronce de 30 metros con varios restaurantes en el interior.


Gran película, si señor.


PD-> Sí, lo habéis adivinado. Me hacía mucha ilusión pero no pude asistir al evento por razones personales. Eso sí, agradezco la invitación y prometo ver la película cuando tenga ocasión.

3 comentarios:

Juanjo Ramírez dijo...

Pues yo creía que sí que fuiste, pero la peli te incitó a inventar la tuya propia ;P

¡Joder! Siempre he querido tener una estatua gigante con restaurantes en el interior...

Mr X dijo...

Mucho mejor que la de verdad , vas a comparar ;)

Marcos dijo...

¡Vivan las Naneces!