(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 28 de octubre de 2007

PELÍCULAS QUE NUNCA FUERON (III)

Al fin la tercera parte de vuestra sección preferida, "Películas que nunca fueron". En la entrega de hoy, tenemos uno de esos filmes míticos rodeados de un místico halo de misterio. Efectivamente se trata de una película de la categoría "terminado-pero-nunca-estrenado".

LA LEYENDA DE SIGFRIDO (Nibelungs-Hardcore) (1983)

En 1980 Stanley Kubrick cosechaba toda suerte de alabanzas por su "Resplandor" una de las mejores y más conocidas obras de Terror de todos los tiempos. Mientras tanto, la Warner Pictures estaba ansiosa de gastar las ganancias de los últimos años en una superproducción épica que diera prestigio y dinero a la empresa.

De esta forma, se decidieron por rodar una nueva adaptación del mito de los Nibelungos, esta vez basado directamente en la visión Wagneriana. Lo más pomposo y caro posible. El guión paso por las manos de 11 escritores diferentes hasta que el resultado final fue una monstruosidad de 190 páginas que requería años de rodaje y un presupuesto completamente desbordado. Pero eso era exactamente lo que quería la productora. Para el reparto se contrató a jóvenes actores de televisión orgullosos con la oportunidad que se les brindaba.

De esta forma Warner Brothers sólo debía encontrar un director digno de semejante esfuerzo. Y ese fue el mismísimo Stanley Kubrick. No era una opción más. Le necesitaban.

Aunque al principio era reticente a participar (a Kubrick en aquella época ya sólo le interesaban sus propios proyectos) la insistencia de los ejecutivos acabó por conmoverle y se decidió a dirigir la película bajo una única condición: libertad creativa absoluta.

El apocalipsis acababa de comenzar.

La Warner, ansiosa del impacto que creía provocaría su cinta, decidió mantener todo el proyecto en secreto y para minimizar riesgos, ellos mismos procuraron no intervenir demasiado.
Mientras tanto, el caos más total se apropiaba de la película. Para empezar Kubrick despidió a muchos de los secundarios, sin verlos actuar siquiera, sólo para demostrar quien mandaba. El rodaje se alargó meses y meses. Si inicialmente la cantidad con la que contaba el director era de 65 millones, Stanley logró sajar al estudio hasta 100 (¡casi el doble!).

Tras un periodo más legendario que real donde, al parecer, tuvieron lugar todos los problemas imaginables, "The Leyend of Siegfrid" se terminó. El rollo final fue presentado por Stanley Kubrick a los directivos de Warner Brothers en Noviembre de 1983.

La reacción de los ejecutivos fue, al parecer, de horror y estupefacción. Fue en ese mismo instante cuando se forjó el mito. Lo que iba a llamarse "La leyenda de Sigfrido" fue conocido entre los círculos profesionales como "Nibelungs-Hardcore".

Al parecer la película era buenísima. Pero completamente brutal. Las escenas de violencia explícita dejaban a Conan a la altura de Cenicieta, pareciéndose más a un "Hostel" medieval que a una épica de DeMille. No sólo eso sino que además las secuencias de sexo sobrepasaban con mucho la barrera de lo meramente erótico para convertirse en auténtica pornografía. Hay quien dice incluso que en una de las escenas de cama los protagonistas realmente se están acostando.
Por si eso fuera poco, el meticuloso guión fue brutalmente mutilado, cambiando frases, acontecimientos y, en definitiva, modificando las partes más importantes de la trama de una forma total. De hecho, el villano de la función triunfa al final (muy al contrario de como estaba previsto). La banda sonora operística fue deshechada también de forma que durante la mayor parte de la película no había música y el resto del tiempo se trataba de estridente ruido de sintetizador.

La primera (y muy lógica) reacción de los ejecutivos fue de remontar el material. Pero Kubrick se había adelantado a esto y cuando le pidieron los brutos descubrieron que no los tenía: efectivamente, estaban destruidos, siendo la versión montada la única que existía de la película.

Debido al increible gasto que supuso esta producción, la Warner decidió hacer algunas pruebas en la Costa Este para ver la reacción del público. La mayor parte de la gente había abandonado la sala hacia la mitad de la proyección y los que se quedaban lo hacían enfurecidos o estupefactos.

Por tanto, y tras preveer un segurísimo fracaso comercial, la película fue archivada para no estrenarse nunca. Los costes de distribución y promoción habrían terminado por arruinar a una entonces potentísima Warner que no podía perder prestigio con aquella locura.

La película nunca ha aparecido en video, dvd ni jamás ha sido reestrenada en festivales ni retrospectivas de ningún tipo. Ni siquiera se puede ver en formato digital hoy día. Sin embargo si existen rollos piratas en super-8 y al parecer, casi todo Hollywood tiene uno. De hecho ha habido un renacer de este filme en los últimos años, pudiendo encontrarse grandes cantidades de fotos, reseñas e información por internet. Si alguien puede conseguirla, por favor, que deje un comentario.

Kubrick, entre risitas, nunca mencionó el tema más que a su familia. A este respecto su hija dice recordar un comentario del maestro que decía algo así como: "A esos imbéciles si que se la jugué pero bien".

ENTREGAS ANTERIORES:

Mystery of the Bat-Man

Dungeons & Dragons: La Gran Aventura

10 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Te ha faltado compararla con El anillo de los nibelungos de Fritz Lang, que según los cálculos para adaptar los costes a la actualidad, sigue siendo quizá la película más cara de la historia. Incluso chulerías que hicieron en ESDLA, como plantar flores para rodar un año después, ya las hizo él.

Lo de Kubrik me recuerda esa peli, creo que dirigida por Billy Crystal, en la que John Cusak y Julia Roberts interpretan una peli del espacio dirigida por un tío que es Kubrik descaradamente, y que interpreta Christopher Walken. Le dan control total de la peli y lo que hace es un documental demostrando lo mierda que es Hollywood.

Mario dijo...

¿Entonces es imposible conseguirla? ¿...Emule?

Ni siquiera sabía que existía, que notición!

Kike dijo...

No me extraña que no supieras ni que existía, amigo Mario: No existe.

SuperSantiEgo dijo...

Eso digo yo: hasta hoy no sabía que no existía.

Max dijo...

Mi primer comentario en este blog,por cierto muy entretenido y friki, como dice supersantiego hasta hoy no sabia que no existia, pero es mas, creo que como Morgan y el colega en "el año de la garrapata" con sus comentarios de Bumbury, estas creando una suerte de what if, que puede dar mucho juego, sin ir mas lejos el jueves pasado en una fiesta etilica le cole a un buen grupo de gente la Dungeons del 1979, y creo que algunos se lo creyeron :)

Por cierto, las fotos que pusistes, son de Hawnk the slayer?

Kike dijo...

En realidad sólo 2 de las imágenes que puse pertenecían a Hawk, The Slayer. La del mago electrocutando a alguien no tengo ni idea de donde es (google images), la dle gamorreano es una foto de producción de star wars y la del dragón pertenece al "Dragón del Lago de Fuego".

Muchas gracia spor visitar el blog, comentar y, lo más importante, colarle a tus amigos algunas de estas Películas que nunca Fueron.

Aun quedan dos que, en mi opinión, son las mejores.

octopo dijo...

Desde que empece a leer el texto me olí la tosta, la verdad es que hubiera estado bonito.

ratazana dijo...

Joder, yo me la he tragado enterita, ya estaba emocionado. De todas formas eso del sintetizador no le pega nada a Kubrick

Juanjo Ramírez dijo...

Creo que hasta el momento ha sido mi entrega favorita! Muy coherente y bien hilada!

El que sí tenía fama de despedir a un tipo en cada rodaje sin razón aparente, para demostrar quién mandaba, era Orson Welles

Mario dijo...

Santo cielo! ya estaba chorreando, debí haber leído antes las anteriores entregas de películas que nunca fueron... sigh