(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 11 de octubre de 2007

CRÓNICA ALUCINANTE DE UN ESTRENO CINEMATOGRÁFICO



Ayer estuve en el estreno de El Orfanato. Pero no vi la película. No por falta de ganas, es que nadie me invitó. Efectivamente estuve con la marea humana de cotillas que se acercan a este tipo de eventos a ver a famosos. A mi los famosos me importaban un pimiento, yo iba a a ver a Guillermo del Toro. A verle y a darle un guión de 106 páginas con mi número de teléfono impreso, por supuesto. Todo esto fué por que el compañero "Alf" dejó en los comentarios la siguiente información:


¿Sabes que mañana miércoles tienes una ocasion de oro de verle en la Gran Vía con motivo del estreno del Orfanato? Animo, el photo call a las 21.30.


Me temblaban las piernas como a una colegiala. No por nervios, es que llevaba una hora de pié. Por desgracia y aunque no creo que fuera deliberado, los datos de Alf, nuestro alienígena comegatos favorito, eran sumamente erróneos. GUILLERMÍN NO SE PRESENTÓ. Lo cual fue bastante decepcionante. Aunque ocurrieron muchas otras graciosas.


Lo mejor de todo fue asistir al curioso fenómeno de las 2 puertas. La de los famosos y la de los no-famosos. Me pregunto ¿Que criterio seguirán? ¿A partir de que punto se te puede considerar "famoso"? No sólo es una idea humillante y nada democrática es que además resultaba confusa. O al menos confusa para los tipos trajeados que, enfurecidos, se veían obligados por las fuerzas de seguridad a cambiarse de puerta. Juas.



Vinieron un huevo de seres que salen por televisión y esas cosas. A la mayoría yo ni los conocía. También vinieron ministros y Simancas que no sé muy bien que és ya. Por suerte no se presentó Grande Marlasca.


Asistí a la aterradora afición de los foto-raptos. Esto es, agarrar a las personas humanas cual pollo descabezado y obligarlas a la fuerza ha hacerse simpáticas fotografías. Me resultó bastante bochornoso, ciertamente, aunque era algo de esperar. Llegué a la conclusión de que asesinar a alguien en un momento como ese habría sido increiblemente fácil, y de hecho, muchos de los invitados hubieran preferido ser asesinados a seguir siendo retratados.

También conocí al "anciano macanudo", que viene a ser un tio con una americana marrón que trataba de entrar una y otra vez por todo el morro y no se detenía hasta que uno de los guardias de seguridad le decía "si me dan una entrada yo se la cedo a usted". El hombre acabó indignadísimo por que al final no sobraron entradas.

Y al negro risueño, un colega que apareció de la nada y se reía incesantemente. En cuanto más le preguntabas por qué se reía más se reía el cabrón. Que feliz era. Pues nada amiguete, sigue así, tú nunca conocerás la melancolía ni la tristeza.

¿Sigue alguien ahí? Joder, si de verdad has leído todo hasta este punto, mereces un premio.




Por último vi a Pilar Rubio cuya belleza cuasi infinita no merece la pena describir aquí. Intenté llamar su atención para felicitarla por su victoria en el último programa de Smonka. Pero ni caso. Después intentó encender un cigarrillo así que hurté a un amigo que me acompañaba su encendedor. Pero ni caso (de hecho en esta ocasión la salvó su propio cámara). Más tarde recurrí a lo más bajo: la verdad. "¡¡Sólo veía el precio justo por que salías tú... y cuando dejaste de salir... pues dejé de verlo!!" Por imposible que parezca fue esta gilipollada suprema lo que logró que la excelentísima señorita Rubio se acercara (aunque creo que para hablar con otra persona), momento que aproveché sin dilación para darle mi tarjeta. Si mis amados lectores, tengo tarjetas de visita. Pero nada de cartulina impresa, tarjetitas de folio recortado escritas a mano. Por delante mi nombre y los datos y por detrás un dibujito. Como "Guionista y excéntrico" me presento. A ver si Globomedia me contrata y salgo de este antro de putrefacción y hedonismo autodestructivo que es internet.


En fin, que a pesar de que Guillermo del Toro no se presentó, debo admitir que asistir al estreno fue una experiencia interesante. A ver si la próxima vez veo la película también.

8 comentarios:

Alf dijo...

Estimado Kike, siento enormemente que no acudiera a tu cita Mr Del Toro. En el mail de la productora estaba él. Imagina una paradoja temporal en la que no te hubiera puesto el comentario, no hubieras conocido in person a esa pedazo gachí llamada Pilar Rubio, no hubieras escrito este post...Dios no me hubiera reido esta mañana, ¡Dioooooos! ¡Horroooor! Te escribiré el comentario, quiero empezar bien el día.

Marcos dijo...

Mr. Lighter, in person.


PD:

OBLIVION

From the Diccionario Espasa Concise © 2000 Espasa Calpe:

oblivion [ə'blɪvɪən] nombre
1 olvido
to fall into oblivion, caer en el olvido
2 inconsciencia

Juanjo Ramírez dijo...

Yo también esperaba ver a Del Toro en el estreno del Orfanato en Sitges, pero tampoco apareció por allí.

De todos modos, te informo de que Guillermo del Toro no lee los guiones que le mandan. Él en persona ha dicho que no puede leer guiones porque no tiene tiempo, pero que se compromete a ver cualquier otra cosa que le manden.

Ánimo!

Anónimo dijo...

GUILLERMO DEL TORO SE LIMPIA EL CULO CON TU GUIÓN, PAYASO

Kike dijo...

Dioses, eso sería realmente un gran honor.

Anónimo dijo...

vamos a ver, imbécil egocéntrico de mierda, si te vendes como "guionista" loi primero que tienes que hacer es aprender a escribir.

-"darLA mi tarjeta"???? aaaaargggg!!!

y sobre todo, Hedonista sin H!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA y tú quieres ganarte la vida escribiendo??? jajajajajajajajaja

Cuánto tiempo crees que tardó pilar rubio en tirar tu tarjeta a la basura? o piensas que sueña contigo y se hace deditos pensando en tus guiones?

Kike dijo...

Que tipo tan risueño. Me alegro de provocar ese efecto en la gente.

Anónimo dijo...

pero aprende a escribir.