(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 16 de agosto de 2007

Mi monstruo mascota



¿Os acordais de la serie? Yo sí desde luego.

Se trata de "My Pet Monster", "Mi monstruito", en español. Español neutro por cierto, como las mejores series. Gracioso es lo del neutro por que de neutro tiene lo que el neutrex de respetuoso con la naturaleza. Es como decir que el pp es de centro.

Resumiendo, una de esas series de dibujos animados infantiles de finales de los 80. El argumento giraba en torno a un muñeco de peluche que al quitarle las cadenas cobraba vida. Una clarísima alegoría comunista. Los protagonistas eran los típicos niños PERFECTOS con los que, se supone, se siente identificado el espectador. Una pandilla amplia para que haya donde escoger.

Luego había otro monstruo, que era el malo, y quería devolver al engendro azul a su dimensión. Por supuesto siempre acababa haciendo el ridículo. Lo que los infantes protagonistas no sabían es que esa criatura sólo quería devolver a su Orden Natural al universo y que diez minutos después de que terminara el último capítulo, una paradoja cósmica destruyó la Realidad por culpa de jugar con las leyes de la naturaleza.

Por supuesto no tardaron en sacar muñacos de peluche para que TODOS los jodidos niños del mundo se dedicaran a quitarles y ponerles las cadenitas de marras a ver si cobraban vida. Al parecer era posible conseguir que, efectivamente, pudiera conversar contigo pero requería un poco de esfuerzo por tu parte y algo de LSD.
Por cierto, el muñeco este es espantoso, para que negarlo. Yo nunca le daría vida, desde luego.

Por supuesto y tras un éxito razonable, el obligado telefilme no se hizo esperar. Una "adaptación a imagen real" de lo más bochornosa, como las diez millones de películas de Daniel El Travieso (pobre Walter Matthau) o el Popeye de Robin Williams.
Tan malo como cabe esperar, el telefilme no es muy famoso hoy día (afortunadamente) pero ver su trailer, cutre hasta límites insospechados, merece la pena.



Asi que ya sabéis: Mi Monstruito, una serie animada de reminiscencias Lovecraftianas sobre contactos de menores de edad con repulsivas formas de vida provenientes de dimensiones alternativas.

2 comentarios:

NtmeC dijo...

Estaba enganchado a esta serie, pero no me acordaba de ella. Paradojas de la vida.

El caso es que el moñeco del bicho este estuvo, al menos aquí en Sevilla, de moda durante un tiempo. Y eso que es feo como su puta madre.

Zelgadiss dijo...

Jo, yo tb veía esa serie de dibujos, pero no vería la peli ni aunque me pagaran un plus por peligrosidad, ¡¡eso es mas malo que la droga!!