(7 años de extravagantes aventuras)

viernes, 29 de junio de 2007

¡ESO! ¡El terror del espacio exterior!



Antes de Alien fue... ¡ESO!

“It! Terror beyond the space!” es una de esas películas interesantes y entretenidas. No es cine metafísico iraní, pero divierte y aunque tiene fallos presupuestarios no son tan serios como en otros filmes parecidos. Por supuesto no podemos olvidar ciertos diálogos desconcertantes y un absurdo prólogo y epílogo.

La primera expedición a Marte ha sido brutalmente asesinada. Sólo queda el Coronel Edward, principal sospechoso. Una nave va a recogerle para entregarle a las autoridades cuando, en el viaje de regreso, tiene lugar un asesinato provocado por un bicho más feo que pegar a un padre, probándose la inocencia de Edward. Al parecer se trata de un marciano, una raza antaño poseedora de una gran civilización pero que ha involucionado en la barbarie. El ecosistema de Marte es simple: como sólo hay rocas, hay unos bichos que comen rocas y otros bichos (como este) que se comen a los primeros. Son bestias humanoides de gran agresividad y fortaleza. Y lo peor es que en el espacio... Nadie puede oir tus gritos... Uno a uno los miembros de la segunda expedición mueren de formas desagradables ya que nada parece ser capaz de acabar con ESO, que tiene nombre de aterrador sistema educativo. Cuando toda esperanza se desvanece, Edward tiene un plan. Tras ponerse trajes espaciales, vacian momentáneamente todo el oxígeno de la nave, matando al alienígena.

Se cuenta una historia similar a la de El enigma de otro mundo (“The Thing”, 1951) sólo que con un monstruo con bastante más papel y mala leche.
Detalles a su favor: la película empieza rápido y no escatima en escenas de horror y acción. “It!” no significó un giro radical para el cine. Pero es buena serie b.
Interesante detalle que la película transcurre en el futuro... ¡1973! Las modas, sin embargo, no parecen haber cambiado mucho respecto a 1958.



¿Y que pasa con Alien? Bueno, le perdonamos que tenga un abuelete parecido. Vale que es MUY parecido pero se lo perdonamos. Después de todo es un buen amigo y no vamos a enfadarnos a estas alturas ¿Verdad?






1 comentario:

Tío Marvin dijo...

Por cierto, q el detalle de la trampilla no te recordó a "Posesión Infernal"?