(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 4 de abril de 2007

LA ESPADA MÁGICA: San Jorge según Bert I. Gordon




No se si lo sabéis pero Sir Jorge no es santo. Sigue siendo patrón de Cataluña e Inglaterra pero en los 60 dejó de ser santo por que según el papa "no había pruebas de su existencia". Desde Poder Friki reivindicamos la santidad de Jorge, George, Yordi o como se llame, por que era un tio guay y se cargó un dragón.
A parte de esa extraña cursilada de 2004 la única obra cinematográfica que trata semejante hazaña es La Espada Mágica de Bert I. Gordon (curiosamente, también de los 60). Al parecer hay "en producción" otra versión para este mismo año, aunque yo no me haría demasiadas ilusiones.

Bueno yo también maté un dragón hace algunos años y aun no me han canonizado pero tiempo al tiempo...


Bert I. Gordon es universalmente famoso por hacer como unas treinta millones de veces la misma película. Concretamente me refiero al director de "El Asombroso hombre creciente", "La Guerra del monstruo Colosal", "El principio del Fin" ó "King Dinosaur", todas ellas sobre uno o varios monstruos gigantes que arrasan la civilización sin motivo, impresionándonos con sus cutres trucajes fotográficos.




Por esa razón "La Espada Mágica" presenta todo un punto de inflexión en su carrera... bueno, es distinta pero no representa un punto de inflexión en absoluto: después siguió con las mismas chorradas.

La película comienza prometedora, con una épica banda sonora y un dibujo de un caballero andante enfrentándose valerosamente contra una terrible bestia infernal. Pero una vez comienza, descubrimos ante que mierda estamos en realidad: la madre adoptiva de San Jorge es una bruja buena con ínfulas de Jessica Fletcher cuyos ayudantes son un siamés calvorota(s) y un chimpancé con traje. Todo son colores pastel y el "atrezzo" parece prestado del Imaginarium.
Mientras tanto, en el Castillo, el Brujo Malvado de Turno rapta a la princesa y tras anunciarlo a la corte, desaparece.


El Caballero Arrogante de Turno se ofrece valerosamente pero ¡Su gozo en un pozo! San Jorge se persona ante el Rey junto con seis colegas y solicita la misma misión. Al final van los 8 junticos.

Pero... ¿Como se ha enterado San jorge? ¿De donde ha sacado los colegas? Resulta que el buén muchacho utilizaba un lago mágico de su madre para espiar a la princesa mientras se vestía ¡Ostras! ¡El héroe cristiano por excelencia es un Voyeur! Tras enterarse del crimen, fue corriendo a su tutora la cual le dice que no puede ir de aventuras pero, que ya para más adelante, le va a enseñar su colección Planeta Agostini de material de caballería. Dicha colección consta de un caballo blanco de santiago, una armadura y la espada mágica del título. También le muestra seis estatuas de piedra de los mejores caballeros de la historia, que cobrarán vida a una orden suya y le servirán fielmente. El cabrón de Jorge roba todo el material y encierra a su madre en el sótano.

Volviendo con los caballeros, cada uno pertenece a una nacionalidad y al presentarse, hablan en su idioma natal... y sí ¡¡Hay un español!! ¡¡SIR PEDRO!! Que, como no podía ser de otra manera, balbucea un "Su Servido, Mi Mayesti" al saludar.

El primer peligro que han de afrontar los ocho superguerreros es el OGRO GIGANTE PELUDO DE ESCASA MOVILIDAD. El ataque principal del OGRO GIGANTE PELUDO DE ESCASA MOVILIDAD es un barrido ridículo con el brazo derecho.


Tal y como cabia esperar, el caballero español deja alto el pabellón tras ser la primera y única víctima (junto con otro inutil) del temible Ogro.
¡¡¡Noooo!!! ¡¡¡Habéis matado al caballero Cudeiro!!!
Una vez asesinado el pobre Ogro, el siguiente peligro son aguas movedizas (!) donde cae otro chaval más. Aqui se descurben las aviesas intenciones del Caballero Arrogante de Turno que empuja descaradamente a Jorge al agua patos y después se disculpa con un absurdo "¡Tropecé!"
Tras esto vemos como resulta que si, que el tio es un cabrón. Esta compinchado con el Brujo para rescatar a la princesa y reinar. El Brujo debe obedecerle puesto que robó su anillo del Poder con el cual es invencible (si se lo robaron no sería para tanto, creo yo). El caballero francés va a espiarle pero el Brujo invoca a una meretriz parisina y el gabacho no duda un instante y se va a darse el lote. Por desgracia, a mitad del tema, a la meretriz se le acaba la garantía y se convierte en una fea y asquerosa saga del pantano.
El siguiente peligro que ha de superar Jorge es la BIZARRA ESPIRAL RADIOACTIVA que desintegra por las buenas a dos de sus compañeros. Eran seis, pues sólo queda uno.

El Caballero Arrogante de Turno encierra a Jorge en una cueva llena de fantasmas y huye. El amigo que quedaba, que ya estaba durando demasiado, muere, y Jorgito escapa de la cueva.
Ahora toca entrar en El Castillo del Brujo y rescatar a la chiquilla. Jorge fracasa miserablemente y es encerrado. Mientras tanto, el Brujo mata al Caballero Arrogante y recupera su anillo. Su siguiente proyecto es alimentar a su Dragón Grotesco de Dos Cabezas con carne femenina.

Jorge escapa no por habilidad sino por que le ayudan unos gnomos y corre a matar el dragón.
El diseño del dragón no esta mal y la maqueta resulta bastante convincente pero ¡Ag! ¡Si casi no se mueve! ¡Se limita a mover la cabeza arriba y abajo una y otra vez! Penoso.

Más penoso es el protagonista que es aplastado por la cola del monstruo en un momento. Su madre, que pasaba por ahí, decide ayudarle (demostrando al espectador que San Jorge es un inútil y que sin ayuda de cualquier tipo esta completamente perdido) y tras lanzar un rayo amarillo a la Espada Mágica, mejora el ataque en +20 y permite a su portador acabar con el Dragón. Tras esto, le roba el anillo al Brujo (así, por las buenas, se lo quita y punto) y utilizando su poder se convierte en pantera y lo despedaza.

Al final todo el mundo en la corte aplaude feliz a Jorge a pesar de que no ha hecho NADA y los caballeros de la ONU resucitan sin motivo aparente.



Incluido el español claro, del cual es muy probable que todos se rian.

FIN

1 comentario:

Jezabel dijo...

¿Porqué te torturas a tí mismo viendo cosas como esta? ¿Acaso tratas de purgar algún terrible crimen de otra vida?

Me recuerdas a mí hace unos meses, cuando empezamos una partida de 7º mar y me emocioné viendo a Errol Flint y a un mosquetero vestido de rosa fucsia.