(7 años de extravagantes aventuras)

martes, 10 de abril de 2007

Buzz Lightyear: Héroe del Espacio


Toy Story me aburrió soberanamente y eso que era un renacuajo. Nunca me gustó. Toy Story 2, sin embargo, sí. Pero estas absurdas peliculillas de juguetes no me importan en absoluto por sí solas: sólo fueron un trampolín para Buzz Lightyear, el Héroe Definitivo.

Creo que Woody no tiene su propia serie de dibujos ni su propia película ¿Verdad?

Por supuesto que Zurg existía ¡Ya lo creo que existía! Y era mucho más vil y poderoso de lo que nos imaginábamos. Por supuesto que existía el mando estelar ¿Alguien lo dudaba?


Disney ha cometido muchos errores. Su autor era ultraconservador y antisemita. Daba algo de miedo. Y sí, a mi también me dan asco esas cancioncitas infinitamente cursis de gente que se quiere. Pero seamos sinceros: Buzz mola. Una extraña mezcla de Flash Gordon y Buck Rogers dentro de una como la federación de Star Trek en un universo similar al de la Guerra de las Galaxias... ¡¡Como va a salir algo malo de semejante coctel!!

La serie de dibujos tampoco me convencía, por que metía demasiados secundarios inútiles y no duró lo bastante para desarrollar todo su potencial (ninguna serie de Disney tiene más de dos temporadas). Pero lo importante es que existía y pudimos ver, tal y como deseábamos, aquellos emocionantes combates espaciales entre las Fuerzas del Bien y del Mal. Vuestra palabra favorita: épico.

La película era una de esas producciones de dibujos que sale directamente a video y dvd. Resulta muy efectivo tanto como film infantil, de acción, de humor o de ciencia ficción. Bueno, tampoco era una maravilla, pero estaba bien. Lo mejor sin duda La Uni-Mente, el ente cósmico que une a los Hombrecillos Verdes.

"¡Maldito seas Buzz Lightyear" - Zurg

Los villanos de esta complicada cosmología eran muchos y muy variados. No sólo estaba el Emperador Zurg. Desde un vampiro-robot hasta un doble maléfico del propio Lightyear, pasando por inmundos engendros extraterrestres, piratas o bandidos.

También obtuvimos un videojuego muy divertido, aunque algo sencillito, que narraba las múltiples aventuras del Comandante Sideral a lo largo de varios planetas, derrotando a sus enemigos habituales y obteniendo todo tipo de artefactos.


Y bueno, el super-muñeco de la película, que un servidor consiguió muchos años antes de que se popularizasen en España, Y digo el super-muñeco por que la mayoría de las figuritas de acción del personaje no merecían la pena, pero este, amigos, ESTE, hacía TODO lo que se supone que hacía Buzz. Aun lo conservo, obviamente.

Y bueno ¿Como terminar esta pequeña disertación? Creo que es bastante obvio...

¡Hasta el Infinito... Y MÁS ALLÁ!

5 comentarios:

Kami dijo...

Después de leer ésto debo decirte: "Tú antes molabas".

No sé si en verdad estoy ante tu lado oscuro o si simplemente esta es una de las pocas veces que no estoy de acuerdo o la primera que me traumatizas.

Un abrazo.

Kike dijo...

Me entristece mucho que digas eso, amiga Kami. En cualquier caso ¿Que parte del texto es con la que no estás de acuerdo?

Kami dijo...

Pues ahora mismo discrepo en el género que me atribuyes... Ejem! Por muy largo que tenga el pelo y mi buen culo, mis anchos hombros y mi perilla te darán una pista... XD

Por lo demás, el hecho de que alguien diga algo bueno de las producciones Disney me hace pensar que el día que lo vio estaba resacoso o hasta las cejas de alucinógenos.

Puede que sea por mi mentalidad anti-disney que no disfrutara (incluso diría que sufriera) de sus series incluida la de Buzz. Carentes de toda profundidad sus personajes, con niveles de carisma bajo mínimos (joé, al menos de los malos sabes sus motivaciones [conquistar y destruir], aunque a la hora de la verdad sean aún más patéticos de lo que se espera... a mí lo de ser bueno porque sí...).

Insisto, perdona que en este aspecto sea tan subjetivo (en masculino), no lo puedo evitar.

Un abrazo, frikazo.

Kike dijo...

En el texto ya explico que a mi tampoco me gusta Dinsey pero maldita sea, Lightyear es todo un héroe de ciencia ficción.

¡Y hombre, no te pongas así, viril, masculino y peludo Kami, que ha sido un error tipográfico!

Kami el greñudo dijo...

Vale, perdona, cuando uno se cree que se ha acostumbrado que le cambien el sexo se da cuenta de que no, que sin luna llena ni nada me pongo peludo y gruñón...

Y no te niego que la idea del personaje pudiera ser aceptable, pero vista con el deformado cristal de esa corporación de lavado mental infantil pues... No tengo tanta capacidad de abstracción como para llegar al núcleo friki que subyace y tú has sido capaz de vislumbrar.

Venga, un abrazo (aunque sea entre hérohe y villano JeJeJe)