(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 24 de marzo de 2007

300... ¡Sin prisioneros! ¡Sin piedad! ¡Sin pantalones!




Ya di mi opinión sobre esta película y la novela gráfica en la que esta basada en mi análisis del León de Esparta. Pero ¡Hipocresía! ¡Resulta que el tio va al estreno! Bueno lo cierto es que un amigo que no veía desde hace mucho me lo pidió personalmente así que hice una concesión al filme.


Yo siempre me he metido con la falta de veracidad histórica de la obra de Miller pero una vez vista su disparatada versión cinematográfica creo que esa era una queja absurda. En realidad se trata de fantasía deliberademente exagerada. Que ahora salgan historiadores de debajo de las piedras dando datos a diestro y siniestro me parece una soberana estupidez. Ya no es la vestimenta de los soldados, la geografía, la narración de la batalla... es que los Persas cuentan con Trolls, Demonios Ninja, elefantes de 30 metros y granadas de mano. Los griegos por su parte, vuelan, y se cargan a la peña de siete en siete.


A nivel visual, la película viene a ser una mezcla del Ciberclub y Titan quest. Y es que el ordenador canta. La estética es muy videoclipera, con música cañera y muchos planos por minuto. Todas las batallas son a cámara lenta para apreciar hasta el mínimo detalle de la masacre y emocionarte con tu amigo gordo que lleva una camiseta de Sin City.


A nivel erótico aparece algún pezón femenino pero el nivel de homosexualidad de la cinta es realmente elevado. Griegos bronceados mostrando sus carnes al sol... a Sócrates le habría encantado. De hecho hay dos de los espartanos que se pasan todo el rato tonteando y haciéndose bromitas algunas de ellas realmente vergonzosas. Pero la palma se la lleva la reninona de los persas, Jerjes la divina, una Drac salida de la versión extendida de "Priscilla" que es capaz de tirarle los tejos a Leónidas. Pero claro él es un machote y se rie del tipo en su cara.


Como el cómic se les quedaba corto, se han inventado un huevo de cosas nuevas. Entre ellas destacan las escenas en Esparta donde la reina se enfrenta al consejo y a un conspirador con patillas en un cúmulo de secuencias absolutamente pelumnoides.


En definitiva: una película muy para su público. No es una épica al uso ni una crónica de la batalla de las Termópilas, es un hormonado festival de hostias para geeks. No existe practicamente argumento y los personajes carecen de cualquier profundidad pero estos detallen habrían resultado accesorios en lo que resulta un sanguinolento experimento de acción postmoderno. Si te gusta la idea, ve al cine, es imposible que te decepcione, y si no, pues quédate en casita. En cualquier caso olvida completamente cualquier similitud con la vida real y disfruta del estrafalario espectáculo que se te ofrece.

15 comentarios:

Luc_Hamill dijo...

Yo creo que vi en un fotograma hasta a... a... sí, al Kobold Pascual en el bando de los persas. ¿Es posible, Kike?

Rafa dijo...

¡Kike, eres un "mostruo"! Estoy TOOOOOTALMENTE de acuerdo con todo lo que dices. Siempre que llega una peli de estas me pongo de mala puleva. Todos los noticiarios diciendo gilipolleces sobre la batalla de las Termópilas y dándoselas de culturetas cuando no hacen más que meter la gamba (idéntico a lo de Troya).
En fin. Lo peor es que no soy capaz de tomármelo con calma y sé que voy a ir, que cuando hay sandalias y cascos me lo trago todo.
Quizá que sea tan fantástica ayude un poco a que los bakalas flipadillos esos que mencionas de vez en cuando no se lo tomen como algo histórico.
Me ha encantado la crítica, quizá más que la propia peli, cuando la vea ya te contaré.

Alfie dijo...

Es curioso el giro que está dando el género del peplum, como dice Rafa el de las sandalias y casco, me daba miedo, pero ahora que he leido tu crítica iré pero muy a sabiendas de que me voy a tragar un bodrio de 2 horas, pero hay que hacer deberes.

drdcr dijo...

Evidentemente, sí, Jerjes es priscila, y ese momento de risa en el que deben temer algo más que su látigo, una carcajada unánime en el cine. No sé como sonará en otros idiomas, pero en español...

Vamos, es tan histórica como la de Van Damme con la legión extranjera o cosas por el estilo. Flojita flojita, lo mejor, el trailer.

Hanzo dijo...

A mi me ha gustado más que la version del 62... los espartanos parecen espartanos de verdad, y no "armaos" de Semana Santa. El que vaya al cine a verla tiene que conceder un pacto de lectura al director, porque está basada en un comic (novela grafica, dirian en Teleinco) y lo unico historico que tiene son las ostias. Es divertida cuando empiezan a rijostiarse, pero se llega a hacer un poco larga y repetitiva. El Jerjes doblado es lo peor, ahi has dado en el puto clavo... el cabron parece un travelo goloson de la casa campo y cuando menciona lo del latigo fue la descojonacion en la sala, con esa voz tan impostada. Me dieron ganas de decir al Leonidas que se agarrase el taparrabos, ojo lluvia charco a ras, que te viene un goloson por detras. Los Inmortales molan, aunque se han sobrado con esas pintas de ninjas infernales. Las escenas de tetas muy bien, por otro lado... sirven como contrapunto a la interminable procesion de culos depilados y cuerpos ciclados.

Le doy un 8.

Guybrush dijo...

A mí me parece que está bastante bien, pero hay muchas cosas que chirrían a saco. Como lo de el harén con los de Acción Mutante, las cabezas cortadas (el director tiene un serio problema con eso), el ordenador que queda FASLSÍSIMO, etc, etc.

Para más datos, consulten mi blog xD

dick dijo...

LO MEJOR DE EL COMIC Y DEL CINE: ES QUE NO ES LA REALIDAD.

SI QUIERES REALIDAD VIVELA CADA DIA. NO VAYAS AL CINE A BUSCARLA.

Reverenda dijo...

Si te gusta el peplum psicotrópico pop de Mario Brava, ¿por qué no te gusta el peplum infográfico videoclipero de Snyder?

En ambos casos los monstruos son ridículos, los protagonistas están anabolizados, la veracidad histórica es nula y prima más el heroísmo que la verosimilitud. Resultado: son pelis muy muy divertidas.

No creo que la opinión que uno tenga contra Frank Miller deba influir a la hora de reconocer que la peli está bien.

Kike dijo...

Precisamente ahí esta el quit de la cuestión: Que 300 y Hércules en el centro de la Tierra proporcionan exactamente lo mismo.
No he dicho que 300 no me divierta. Me lo pasé bien. Y aunque para pasar el rato echando unas risas con los amigos prefiero a Mario Brava, eso no quita para que se la recomiende a todos los frikis flipados que cada dia son más y más felices.
Lo que pasa es que hay gente que considera esta película una obra maestra cuando en realidad esta muuuuy lejos de serlo.
Y respecto a Frank Miller no lo he mencionado en la crítica, excepto al principio y sólo para aclarar que mis quejas tenían sentido al analizar el cómic pero no este filme.

Reboot, El Diablillo Cojuelo dijo...

La verdad es que es difícil que una cuestión tenga un quit. Pero dejando aparte las coces al latín lo que sí que es cierto es que las tragedias griegas no son más que eso, tragedias. Exageraciones. Y nada de lo que nos pueda llegar a nuestros días de aquella época no es sino pura exageracion, leyendas, obra y gracia de los moros que quemaron lo que quedaba, en el siglo VII, en la biblioteca de Alejandría.

El cine es para lo que es. Entretenerse. El que quiera aprender historia, que coja el Nájera y se lo empolle.

Kike dijo...

No esta mal del todo aunque habría estado mejor si hubieras leido la crítica primero.

SuperSantiEgo dijo...

Pues yo la he puesto bastante mal, y por varias razones. Una de ellas es que me gusta, y bastante, la obra de Miller. Donde Miller muestra contención, elipsis narrativas y hieratismo en los personajes este director se decanta siempre por la lectura literal (os lanzaremos tantas flechas que se ocultará el sol, y el muy burro lo pone), la exageración más descarada y las interpretaciones exageradas.

Con Miller puede uno torcer un poco el morro y decir: ¿Sólo 300 contra tantos? Luego uno ve la formación cerrada en la que pelean, hace tripas corazón para no acordarse que en realidad eran entre 6000 y 7000 y dice: Vale, aceptaré barco como animal acuático. Pero en la peli a la mínima se convierten en vikingos peleando en combate singular, y ahí sí que no hay cristiano que se lo crea.

El León en Esparta me pareció, en general, mucho más entretenida y hecha con mucha más humildad, no con tanta grandilocuenicia hueca.

Pinofas dijo...

Sinceramente, creo que valorar esta película en función de su paralelismo con el hecho real es un error. Todo el que va a verla sabe de antemano que está basada en un cómic, así que, ¿por qué sorprendernos de lo exagerado que está todo? Incluso esta misma exageración está justificada ya que la batalla está narrada desde la óptica de uno de los espartanos supervivientes y por tanto su relato va a parecerse más a una fábula que un hecho real. Como ya han comentado y lo apoyo 100%, el cine es para entretener, 300 no es un documental, es una pelicúla de ficción basada en una novela gráfica que a su vez está inspirada (y recalco INSPIRADA) en un hecho real. Por otra parte no entiendo como una peli de estas características es juzgada simplemente por el guión. No olvidemos que el cine también es arte y el apartado artístico de esta obra es sublime, destacando la fotografía. No me refiero a los efectos especiales ni al ordenador, sino simplemente a la imagen, la estética. Algunos fotogramas sencillamente parecen cuadros y viñetas. Lo que sí me pareció un total desacierto es la voz de Jerjes. El despolle con lo del látigo fue generalizado. Por lo demás me pareció una muy buena peli que además te deja con ganas de conocer la parte real de dicho acontecimiento histórico

dick dijo...

exacto, no solo es el guion lo que cuenta, ya era hora de que alguien lo dijera.

A mi particularmente (soy artista) me gustan los efectos de una pelicula, y no porque me flipe con la sangre, o los lasers de starwars,o las piernas cortadas en 300. es que en este tipo de peliculas (y las basadas en comics más aún) el 90% del trabajo duro se lo lleva el infográfico,el animador 3d, y el de fotografia...etc osea los verdaderos artistas, que ahora parece ser que lo que han hecho en esta pelicula es "faciliiiisimo de hacer" o como he leido por ahi: que se puede esperar mucho mas de ellos. Ya me gustaria ver a mas de uno trabajando en esa peli.

Pues no señores, es dificil por mucho ordenador que haya, conseguir esa fotografia, esos planos, esas batallas...

Estoy de acuerdo en que se parece mucho al señor de los anillos, y que las deformidades apestan por que no cuelan mucho. Pero a ver si ahora cada vez que se luche con espadas vamos a ver a boromir, y cada vez que se lanze una flecha vamos a ver a Légolas.. yo creo que ahi está cada uno en no basarse en sus recuerdos a la hora de ver una pelicula.

La peli no es original, pero creo que cumple bien para lo que se hizo. Si es que alguien sabe realmente la intención de sus creadores...

Sengitron dijo...

La crítica más certera que he leído hasta el momento sobre esta 'cosa' (y he leído unas cuantas, la blogosfera tebeística esta que arde con el temita).
Que conste que me divertí bastante viendola... lo más sorprendente de toda la cinta es el abuso de la cámara lenta (casi constante) ¡y que quede bien!
John Woo debe estar empalmadísimo.