(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 3 de febrero de 2007

Tarón y el Caldero Negro





TARON Y EL CALDERO MÁGICO

A mediados de los 80 la factoría Disney estaba al borde de la bancarrota (más o menos como ahora). Ante su imposibilidad de producir animación que interesase al público, perdía cada año más y más espectadores. Esta es la era deTod y Toby y otros engendros similares.
Para salir de la zanja, se fijaron en aquellos filmes que sí eran de éxito en ese tiempo lejano...
¡¡Las aventuras legendarias!!
Para ello se hicieron con los derechos de "Las crónicas de Prydain" de Alexander Lloyd para adaptarlas al ámbito cinematográfico. El resultado fue una épica epopeya de auténtica fantasía que... también resultó un fracaso. Pero como a nosotros la taquilla nos da igual, paso a comentar el producto que realmente merece la pena.

Ante todo decir que la película tenía un fallo fundamental que fue lo que la hizo pinchar en taquilla: Era muy infantil para los adultos y muy siniestra para los niños.
Esto es debido por que si bien el guión incluia gnomos voladores, princesitas y luces de colorines, el arte conceptual estaba nada menos que a manos de TIM BURTON. Sí, amigos, Tim en uno de sus primeros trabajos antes de ser famoso.
Sus diseños son fabulosos pero ciertamente tétricos. Según él se basó en su macabra visión del mundo de Tolkien. Y nos lo creemos ¡Vaya que nos lo creemos!

La historia es tal que la siguiente:
Tarón vive con un viejo narizón en una cabaña apartada del mundo, junto con su cerdita Hen la cual posee increibles problemes adivinatorios: Cuando pone el morro en el agua se ve el futuro.
Un día el Rey del Mal (un nombre patético, lo sé, pero el original es casi peor, "Rey Cornudo") que es un Nigromante ambicioso y perverso, manda a sus Wyverns a capturar a Hen, misión que cumplen sin problemas. Al parecer quiere usar a la cerdita para averiguar donde se encuentra el Caldero Negro con el cual podrá resucitar un ejército de No-Muertos.
Tarón acaba en las mazmorras del castillo maligno tras conocer a un perro que habla (Gurgi) pero consigue una espada mágica y después de luchar contra un ejército de bárbaros y orcos a las órdenes del Rey del Mal escapa junto con sus animales, una novieta que se ha echado por ahí y un bardo viejo cual ramoncín.
Como son retrasados mentales, deciden ir a buscar ellos el caldero para destruirlo sin caer en la obviedad de que los malos les seguiran y descubrirán donde está.
En el camino se encuentran con los gnomohadasrepugnantes voladores los cuales merecen morir y deben estar hechos de azucar o algo así. También se encuentran a tres Sagas asquerosas que son las que guardan el caldero.
Como era de esperar y una vez lo han encontrado, las tropas del Rey del Mal se llevan el caldero y a los héroes de vuelta al castillo.
Allí observarán con horror como se levanta la horda de esqueletos. Resulta que sólo se puede interrumpir el hechizo si alguien se mete en el caldero, pero claro, ese alguien la palma. Le toca a Gurgi que no ha hecho nada útil en toda la película y tiene que demostrar que vale para algo. El villano se desintegra en una nube verde y todos contentos. Pero entonces, ¿Que pasa con el colega muerto? ¡No problemo! Llamas a las sagas que en realidad no son mala gente y le resucitan.

FIN

Lo primero de todo, la ambientación esta muy bien conseguida. En este tipo de películas, incluso si son de animación, suele desentonar el vestuario, el estilo de los castillos o las armas. En esta ocasión queda muy bien.

Además, el Nigromante es uno de los ídolos de mi infancia y aspiro algún día a ser como él. En serio. Le amo.
Uno de los mejores antagonistas de la historia.






¡Y como olvidar al adorable Goblin ayudante!
Todo un clásico.







Por desgracia el tono cursi de muchas partes de la cinta pueden estropear su visionado y es que "Taron y el caldero mágico" sería mucho mejor si fuera sólo para mayores de 18 años.

En cualquier caso, se trata de una rareza que es sorprendente que nos proporcionase la Disney ¿Para cuando un remake ahora que esta de moda?
¡Arrivederchi!

5 comentarios:

Ahskar dijo...

el otro día compré el libro de El caldero mágico, en un peusto callejero. Por un leru...
Sabia yo q seguro q era un leru bien frikimente invertido, y además está en muy buen estado.

Kike dijo...

¡¡¡1 EURO!!!

¡¡¡QUE SUERTE!!!

Yo tengo que leer esa novela. Es cuestión de honor.

Mushroom dijo...

Ayer mismo ví por fin esta peli... llevaba queriendo verla desde pequeño, me he criado con "cristal oscuro", "Jack,asesino de gigantes"(o Jack el gigante asesino, lo he visto traducido de muchas formas)"los viajes fántásticos de simbad" etc., vamos pelis con duendes o monstruos y dragones.. Un día de pequeño conocí esta peli por un libro de Disney k vi en el pryca sobre ella y desde entonces cada vez k m iba al Pryca m kedaba horas mirando sus dibujos, pero nunca la pude ver (por entonces no había internet y t tenias k tragar las pelis de la tele -k por otra parte las de antes no estaban mal tp-) Ahora en plena nostalgia de pelis de fantasía estoy intentando buscar todas las k se me escaparon cuando era pequeño,entre ellas esta. La peli me ha gustado bastante, tiene algunos fallos (totalmente de acuerdo en que los duendes hadas deberían morir, sobre todo la asquerosa hada esa de rosa, que da repelus de lo ñoña y mal dibujada que está)pero se k m hubiera encantado verla de pequeño.. aves si empiezan a hacer de nuevo buenas pelis de fantasía kestoy ya jarto de tantos dramas psicológicos y tantos efectos por ordenador... saludos! me ha encantado tu blog!! (como m enrollo xD)

Kike dijo...

¡¡Gracias por comentar artículos antiguos!!

La peli es un poco ñoña pero increiblemente fantasiosa y divertida. Yo tambiéne stoy hasta los huevos de ordenador...

¡Poder Friki te da la bienvenida! ¡Esperamos verte más a menudo por aquí, champiñón!

Cadvalon dijo...

Yo los libros me los acabo de agenciar en inglés, estan bastante baratos en amazon, y ya los había leído de pequeño en español y son bastante mejores que la película (pero con bastante quiero decir mucho) eso si, literatura infantil con moraleja y esas cosas, pero malan