(7 años de extravagantes aventuras)

domingo, 25 de febrero de 2007

El León de Esparta



Ahora que la flipada ultrafriki de "300" (que, por mucho que intenteis negarlo, seguro que es un truñaco) esta a punto de azotar nuestras salas, es recomendable recordar otra épica histórica que narraba el sacrificio de un puñado de hombres contra un imperio entero.


El León de Esparta (The 300 spartans, 1961)



El ejército persa comandado por el rey Xerxes se apresura a conquistar Grecia.
Las Ciudades-estado griegas deciden defenderse de la nueva amenaza y para lograrlo se alían entre sí en una frágil coalición comandada por Esparta, La Tierra de la Guerra.
Sin embargo pronto empiezan los problemas: El consejo espartano se niega a mandar tropas en la semana del festival a los dioses y por tanto, pierden inútilmente un tiempo precioso. Leónidas, uno de los dos reyes de Esparta, indignado con tal decisión decide partir tan sólo con su guardia personal, 300 hombres fuertes y valerosos a Las Termópilas, el lugar mas adecuado para realizar una defensa que proteja no a Esparta sino a Grecia de las fuerzas de Xerxes.
Entretanto el gran guerrero Phylón es expulsado del ejército al descubrirse que su padre es un traidor. Él, asombrado y deprimido decide viajar por su cuenta hasta el paso para demostrar a Leónidas en medio del fragor de la batalla lo que vale.
Al llegar a Las Termópilas reciben la ayuda de las tropas Tespias del rey Demófilo que sin embargo se decepciona al ver el reducido ejército aliado. Asimismo Xerxes se ríe de la ridícula fuerza que debe derrotar y se niega a tomar el paso antes que el enemigo… Pésima idea. Muy pronto, los griegos realizan el primer movimiento, atacando el campamento de los persas y quemándolo casi en su totalidad y desmoralizando a los invasores.
Aquí demuestra Phylón su valía que, lejos de ser desterrado por su insolencia (colarse entre las tropas) es readmitido en la guardia personal de Leónidas.
Así que el Rey Persa, enfurecido, decide lanzar su ofensiva. Primero usa su caballería, armada con arcos y fuertes espadas y muy superior en número a la infantería espartana, aun con todo, es rápidamente derrotada, lo cual sorprende a los atacantes. Después, ataca con sus carromatos de guerra, aparentemente invencibles, pero también pierden la batalla durando esta vez el combate menos aun.
Siguiendo los consejos de su lugarteniente, Xerxes lanza a su propia guardia personal, Los Inmortales, contra la delgada línea griega. Los inmortales son tropas especialmente preparadas armadas con armaduras ligeras, grandes escudos de mimbre y lanzas y espadas de la mejor calidad. Por si esto fuera poco, hay casi cinco por cada griego. Dada la dificultad del nuevo reto Leónidas decide que Phylón se haga el muerto y lance una antorcha sobra una hilera de paja cuando éste de la orden para así sorprender al adversario y cortarle la retirada.
El plan al principio parece fracasar dado que Phylón es descubierto y golpeado, y la batalla se torna dura, pero pronto el héroe espartano se recupera de la herida y lanza la antorcha, transformando la derrota en nueva victoria.
Finalmente Xerxes esta dispuesto a retirarse dado que parece del todo imposible vencer a los 300 espartanos pero aparece Ephialtes (“Pesadilla” en griego) un pastor traidor que fue rechazado por la prometida de Phylón (de ahí el odio a su propia gente) y le cuenta al pérfido rey persa que existe un camino alternativo para atravesar el paso.
De esta forma da lugar una épica batalla final en la cual hasta el último espartano muere (excepto Phylón que ha ido a dar el mensaje de la entrada de los persas, mensaje que da la victoria a los griegos en la guerra posterior) pero no sin antes mermar de una forma asombrosa a sus contrincantes.

“El León de Esparta” es una grandísima película, como se suele decir “a la antigua usanza”, es decir, con miles de extras, impresionantes exteriores, protagonistas carismáticos y… sub-tramas de nula importancia.
Vayamos por partes: Nada es perfecto y este filme tampoco. Por desgracia, hay numerosas escenas que parecen “de relleno”, como la historia de amor de Phylón y su posterior relación con la traición de Ephialtes, así como el primer ataque al campamento persa o algunas secuencias en la que los personajes “explican” que es lo que esta pasando (explicaciones en su gran mayoría inútiles, dado que todo eso, a menos que seamos ciegos, lo estamos viendo).
Por el resto, la película es absolutamente perfecta y hace justicia a la acción espartana en las Termópilas, una de las historias de sacrificio y valor más esperanzadoras de la historia.
Si, vale, los espartanos eran unos cerdos fascistas y asesinos pero la historia es bonita.
El ritmo de la película es excelente y las batallas son espectaculares y muy bien coreografiadas, dando lugar a una sensación conjunta de realismo y emoción que se agradece en un filme de corte épico. Estamos hablando de 1961. Aprende, Ridley Scott.
El guión resulta interesante, con un agil primer acto y un gran final e incluso algunos de los diálogos dan escalofrios de emoción.
Por último “El León de Esparta” resulta ser una lección de historia en imágenes, ya que la similitud con la auténtica Batalla de las Termópilas es sorprendente, resultando agradable ver como no existen invenciones ridículas que arruinarían totalmente la producción. Se que os mola Frank miller pero no, los griegos NO iban desnudos a la batalla, Xerxes NO era negro y el traidorEphialtes NO era una especie de mosntruoso Quasimodo de dos metros.

La edición DVD Región 2 (Europa) es bastante malucha.
La película puede visionarse en 4 idiomas y tiene subtítulos en otros 7 (11 en total) y, por supuesto, acceso directo a escenas, pero carece totalmente de extras. Además, en las versiones no-inglesas encontraremos que una escena eliminada ha sido agregada al DVD, lo cual debería agradecerse, sino fuera por que no ha sido doblada, lo cual, si uno prefiere no ver las películas en V.O., resulta realmente chapucero.
Lo que respecta a la calidad del sonido es adecuada y la imagen resulta excelente.

Recomiendo “El León de Esparta” a todo aquel que se interese por las buenas películas, especialmente, los amantes del cine épico. No decepcionará a los amantes del heroísmo, la épica histórica o el cine en general.

-Os enfrentareis a una lluvia de flechas que oscurecerá el sol...
-Mejor. Así lucharemos a la Sombra.


¡¡¡AGUANTAAAAAD!!!

13 comentarios:

Sir Marken dijo...

A mi me parece la stambul full. La peli esta del Leon de Esparta no se lleva demasiado bien con lo de la fidelidad historica: los mimbres que hacen de espartanos van vestidos de romanos, con los cascos de cimera vertical y sin los protectores de mejillas tipicos de los cascos griegos. No esta mal el salto historico xo los romanos todavia no existian como tal.
Luego esta el tema de la falange espartana, que parece un tetris mal encajado...demasiados huecos como para poder aguantar a los persas estos, una formacion ideal para morir en masa tal y como la plantean los artifices de la peli.

Los mapas que sacan los jefazos tambien son dignos de verse, joder si parecen hechos por satelite...
Tambien el tono de amor galante de la peli es bastante anacronico, parece un screwball. En serio no me convence, un saludo!

Kike dijo...

Muchos de los detalles que comentas son ciertos pero el desarrollo general de la batalla se sigue con fidelidad y la película sigue siendo realmente buena.

Vyktor dijo...

Bueno, me parece que eres un poco injusto con 300 que todavia no ha salido siquiera (aunque es cierto que parece que va a ser calcada al comic)

Pero es que dices "Los griegos NO iban desnudos a la batalla, Xerxes NO era negro... etc"


¿Entonces los detalles de este tipo son importantes?

"Kike dijo...
Muchos de los detalles que comentas son ciertos pero el desarrollo general de la batalla se sigue con fidelidad y la película sigue siendo realmente buena."

Oh.

Creo que de 300 yo podria decir lo mismo

A mi me parece que en el comic se sigue bastante más crudo y realista lo que era un combate de esa época, por no mencionar como era una falange griega y el carácter de los espartanos.

Por otro lado eso de que los espartanos eran asesinos fascistas también es discutible, pero lo dejamos para otra ocasión jeje

Una última cosa, me encanta este blog jejeje, y no soy un "fan oficial" de 300 XD

Kike dijo...

Personalmente creo que existen detalles y DETALLES. No es lo mismo que los cascos no sean exactamente iguales a meter a los tios en bolas al combate. Además que ese Jerjes negro en tanga rodeado de oro es realmente ridículo, me quedo con el persa orondo elegantemente vestido.
Por no hablar de las flipadas que según Frank Miller los espartanos son auténticos caballeros Jedi, dando unas volteretas y saltos acojonantes.
"El Leon de Esparta" posee diálogos y acontecimientos extraidos directamente de la realidad histórica.
No he visto la peli pero me juego lo que queráis a que es horrible. Según el director yo sería una "abuelita". De acuerdo, soy una abuelita pero creo que al tratar un hecho real ciertas cosas sobran y mucho.

vyktor dijo...

Bueno, los espartanos yendo en bolas no es para mi tan ridiculo, al fin y al cabo hay muchas imágenes en ánforas y muchas representaciones de los griegos yendo a la batalla asi (Sin ir mas lejos la estatua de Leónidas que hay al final del post), mientras que lo de poner un casco romano a un griego es como ponerle a Hernán Cortés el casco de un marine yanki. Sobre los detalles supongo que es cuestión de gustos, y el único que me chirría demasiado del comic, eso sí, es ver a Jerjes como un negro con tanga de oro.

Aún así, si yo quisiera introducir a alguien en la historia griega le enseñaría antes el comic (y supongo que la pelicula sera igual) que la de "el león de esparta", pero no por el valor documental, que al fin y al cabo es Frank Miller, y es su visión personal, sino porque todo el que conozco que ha leido el comic se ha quedado de piedra y con ganas de saber más

Sherlock dijo...

Te recomiendo de verdad que leas 300, no hace falta que pagues por el, ve a una biblioteca publica que muy probablemente lo tengan, no vayas a ver la película si no quieres. Pero sinceramente, creo que alguien que dice que le encantan las batallas épicas (y la época clásica) no debería perderse esta obra.

Creo que lo de que los espartanos vayan en pelotas y demás "flipadas" (como tu dices) dejan de tener importancia al ver la calidad del comic en general y de lo bien llevada que está la historia, llega un momento en que se te hacen raros si fueran vestidos. Mención aparte al dibujo, la narración y demás, de lo cual supongo que ya sabrás que Frank Miller es uno de los mejores, sino el mejor.

Yo no pago 6 euros por una peli por la que no tenga interés, pero creo que irte un dia a la FNAC y leertelo alli no te cuesta mucho (por supuesto no te lo bajes de internet, que ese comic hay que leerlo en papel, y es que el formato apaisado hace que sea aun mas espectacular). Hazme caso, estoy seguro de que te va a gustar.

Y por cierto, las frases que citas, también se dicen en 300, y no se a ti, pero a mi el Leonidas de la peli de 300 (ya no digo del comic) me daria miedo encontrarmelo en el campo de batalla. Eso si que es un general (o lo que sea, que ahora mismo no me acuerdo).

Saludos.

Sherlock dijo...

Por cierto, me acabo de dar cuenta que llego bastante tarde al post, pero bueno, es que he leido la entrada y no he podido resistirme a recomendarte el comic.

Kike dijo...

Leí la novela gráfica.
No me gustó.

Sherlock dijo...

Ok.

Por lo que te he leido me daba la impresión de que no lo habias leido.

Si bien es cierto que Miller no gusta siempre a todo el mundo, creia que 300 era dificil que no te gustase.

Suerte con tu blog.

Werty dijo...

Kike le he planteado a lucas hacer un frekstreno en kinepolis de 300 mas que nada para reencontrarnos, ya tendras noticias!!
Por cierto pronto creare un blog, ya he terminado el diseño ahora a llenarlo de contenidos...

Rafa Lannister dijo...

Tal como yo lo veo, "300" no es, ni pretende dar, una visión realista de aquella batalla, de la que, por cierto, las primeras crónicas datan de 40 años después, cuando los espartanos ya habían tenido tiempo de inventar y magnificar los hechos que creyeran convenientes.

Lo que Frank Miller y Zack Snyder han hecho se acerca más a una ficción fabulada y romántica de de un hecho histórico: una visión épica y fantástica. De ahí que veamos musculosos torsos desnudos y saltos de 10 metros: todo destinado a mitificar y convertir en poco menos que seres sobrehumanos a unos simples mortales. No sabremos si la película será un bodrio hasta su estreno. Lo más seguro será que peque de efectista.

Por cierto, calificar de "fascista" una cultura 2000 años anterior a la creación de este término, me parece inadecuado. La sociedad espartana era bastante más compleja que los cuatro tópicos que siempre se comentan.

Un saludo.

Anónimo dijo...

en fin diganme ??cual de todos uds estuvo en esparta en ese tiempo??y les juro que les doy la razon entodo.mi tel 03772429932,ddi argentina batle79@hotmail.com

Yesidth Baez dijo...

En realidad es una comparacion sin sentido, ya que se esta haciendo en dos generos diferentes de peliculas, una es una version historica que logicamente debe adaptarse mas a la realidad, la otra es basada en un comic, por lo cual todo es posible, un comic es ficcion, aunque a veces se base en ideas historicas, por por ser comic y ni una novela historica, puede pasar de todo y no por eso tiene que ser fiel a la realidad, asi que compararlas no es justificado.