(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 6 de enero de 2007

PARA INCONDICIONALES DEL KARAOKE-FANTASY

Aquí os presento una crítica MAGISTRAL del bodrio de la década: Eragon. Fue publicada en el número de Enero (1959, año 60) en la revista de cine Fotogramas. Eso sí, he de advertiros que su autor Jordi Costa, no parece ser fan OFICIAL.

Como todo habitual de los karaokes ya sabe de sobra, quienes se suben al escenario en este tipo de locales suele situarse muy por encima de la media en falta de pudor y muy por debajo de NINO BRAVO en cuestiones de talento y chorro de voz. Habrá quien tienda a pensar que Christopher Paolini (que comenzó a escribir su saga de El Legado a los 15 años de edad para convertirse poco tiempo después, en autor superventas) es algo parecido a un genio: quizás lo sea, pero, en todo caso, genio de lo que podríamos llamar el karaoke literario. Paolini sube al escenario para cantarnos La Guerra de las Galaxias con las bases rítmicas de El Señor de los Anillos. Y por supuesto se queda corto, como todo legítimo rey del karaoke: su lógica derivativa, propia de un jugador de rol de nivel medio no le permite rozar el poder visionario de Lucas y su dominio del lenguaje no puede medirse con Tolkien. La adaptación al cine de su novela no mejora las cosas, si no que pone más en evidencia la debilidad de su estrategia: subraya su naturaleza de fotocopia. Intento desesperado de la industria por encontrar una nueva trilogía hiper-rentable, Eragon reúne los elementos habituales en el género (actorazos haciendo el ridículo, estética kitsch, unas gotitas New Age) en un desamparado desierto de la creatividad.

Lo mejor: Que la película dura (relativamente) poco.

Lo peor: Su impudicia emulativa.

Un aplauso. No. Mejor dos. Dos aplausos. Felicidades por su prosa, Sr. Costa.

5 comentarios:

Luc Hamill dijo...

Jordi Costa no nos ha revelado nada. Cualquier persona que usa la razón (y no con uso de razón) sabe lo que ha dicho.

Lo único que no me queda claro es lo de "número de Enero (1959, año 60)". Supongo que se refiere a los años que se lleva publicando Fotogramas, ¿no?

Kike dijo...

Si, 1959 es el número y año 60 se refiere a los años que lleva publicándose... No todos tienen una máquina del tiempo como nosotros dos, Hamill.

Anónimo dijo...

La mía está estropeada.

Como no-espectador OFICIAL de Eragon, advierto a Fotogramas que vayan con cuidado: no saben con quien se juegan su futuro. Igual les mandan tantos mails que les cierran la revista.

Anónimo dijo...

la peli tenia pinta de estar bien para pasar el rato pero ni eso, y el libro es tal y como lo describe... pero a pesar de ello cuando es verano y te aburres mucho no te parece tan mal xDD

HansHelm dijo...

¡Cojhostia!Jordi Costa me suele caer bastante mal tirando a peor, y es un habitual del Cultureta Watch, pero aquí, aquí debía estar tan cabreado que descubrimos al hombre. Me quito el sombrero.