(7 años de extravagantes aventuras)

viernes, 29 de diciembre de 2006

Santa Claus conquista a los marcianos


No existe una película mejor para comentar estas fechas.
Hora de hablar de una rareza de esas que a algunos les daña las retinas y a otros les hace saltar de alegría. Hablo de la Wellesnesiana "Santa Claus conquista a los marcianos" de 1964.
Cuando la vi me encantó. Pero es que era pequeño. Ahora no puedo mirarla sin sentir cierta nostalgia infantil. Pero siendo sinceros, la peli es un churro churrero digno de Tim Allen.




Los marcianos, al ver la decadencia de su civilización y la felicidad de los niños terrestres, deciden viajar al Polo Norte y raptar a Santa Claus. La cosa es que la infancia alienígena se pasa el dia viendo al tele asi que el Comandante Supremo va a consultar al Sabio de Marte, con lo que así comienza el complot. Por supuesto uno de los soldados marcianos es retrasado mental. En todas las películas infantiles debe haber un retrasado mental, para que los niños se rian de él. Que adecuado. Pero ¡Quien iba a decirlo! unos chiquillos se han colado el el cohete y llegan a Marte junto con el hombre barbudo y los terroristas del espacio. El Planeta Rojo es peligroso. En el exterior hay tios disfrazados de osos. Vete a saber tú lo que querían hacer a unos pequeños indefensos...

La bondad de Santa y los chavales yanquis, acaban por convencer a los marcianos, que se vuelven buenas personas, excepto unos cuantos con los cuales mantienen al final una gran batalla, utilizando para derrotarlos pistolas de burbujas y camiones de juguete. Esta escena es, por cierto, totalmente surrealista, con musiquita digna de "Parchís" como banda sonora y muchas risitas de asesinables muchachos. Uno se pregunta exactamente que problema tienen los villanos para demostrar el poder de sus rayos desintegradores, aunque sólo fuera una vez.

Naves espaciales de papel, regalos envueltos en elegantes lazos rojos, gente con purpurina, sirven para conjugar de forma magistral uno de esos subproductos que hacen creer de forma vana a los mas pequeños en la existencia de Papa Noël. Un filme que destila "american way of life" por cada uno de sus poros.






Y como sorpresa final... ¿Para que poner el trailer si puedo poner LA PELICULA ENTERA? La calidad de imagen es penosa pero tampoco creo que encontréis por ahí la edición extendida de cuatro dvds.








2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene mucho mérito rodar semejante bazofia con un Alcatel.

Kike dijo...

Buena afirmación amigo Moriarty