(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 28 de diciembre de 2006

Homenaje a SMONKA

SMONKA RULES

Como todos sabéis, Smonka emitió hace poco su ÚLTIMO programa, lo cual es toda una desgracia para el panorama televisivo. Por esa razón le brindo un homenaje en forma de texto explicativo, que bien se lo merece semejante esperpento.

Todo empezó con cierto espacio de humor descacharrante que obtuvo un éxito que nadie podía haber pronosticado... exacto. Me refiero a La Hora Chanante. Joaquín Reyes, simpático inventor de la chorrada que, tras una apariencia culta, snob, gafapastil y pedante, ocultaba un auténtico mesias del frikismo con el poder de dar la vuelta a la realidad. Aunque él era (y es) "el lider" del grupo, lo cierto es que gran parte del programa se basaba en el buen rollete que destilaban sus numerosos componentes entre los que destacaban Julián López y, especialmente, Ernesto Sevilla, más conocido como El Gañán.

De este modo, Sevilla se alzó como protagonista de un concurso totalmente desconcertante y absurdo donde los perdedores eran vilmente humillados, los ganadores recibían premios de feria y todas las preguntas eran referidas a subcultura de los 80 y 90. Smonka.




Asi empezó todo

El concurso estaba presentado por el propio Ernesto Sevilla y contaba con Onofre, el primer azafato de la tele mayor de 80 años, criado por una familia de ratas de agua y adalid de lo que él llamaba "El Nuevo Hombre", que es aquel que le daba igual mujeres que hombres, que niños que perros. En Smonka también participaba Julián, el "primo" del presentador, con el cual mantenía conversaciones de nulo calibre intelectual y los ya míticos duelos de miradas.
Sin embargo, aunque Onofre copaba la pantalla cada vez que aparecía, no fue constante en el programa. Durante un tiempo estuvo fuera, siendo sustituido primero por el propio Julián y luego por Zoltan, un alienígena del planeta Sugus sorprendentemente similar a Julián que constitua un claro homenaje a Kevin Spacey en K-Pax. También desapareció en alguna ocasión, ocupando su lugar su primo de Valencia, Vicente "Chocolate", el rompecorazones.
Durante el tiempo el programa también se vio amenazado por la Doctora Rabia, una mujer mayor de furia incontenible.


La cabecera de Smonka era todo un espectáculo. Contando con unos gráficos de Atari dignos del mejor cartucho dos en uno, se nos presentaba a los personajes principales, el deliberadamente cutre espacio (un garaje) y los castigos que sufrirían los perdedores. Por que ese era el mayor atractivo del programa.

Sin perder la estética Zx Spectrum en ningún momento, se entraba en materia con las pruebas. Había tres concursantes y el juego funcionaba por puntos. Lo curioso es que a pesar del absurdo general, Smonka contaba con uno de los sistemas de puntuación más justos nunca vistos en televisión.

PRUEBA 1: CULTURA BASURA
Como su propio nombre indica, esta prueba consistía basicamente en hacer una pregunta a los concursantes sobre cosas que no les valen para nada en la vida real, sobre todo cine y televisión. Si fallaban, había rebote. Cada pregunta proporcionaba un punto y si estabas buena, el presentador te soplaba las respuestas.
La mayor dificultad de esta prueba eran los estúpidos concursantes que muchas veces no se sabía para que iban al programa, ya que eran capaces de fallar preguntas facilísimas sobre "los goonies" o los "blues brothers".

CASTIGO CORRESPONDIENTE: EL TARTAZO
Al perdedor o perdedores de "Cultura Basura" se les recompensaba con el más humillante de los castigos... El Tartazo en la cara. Onofre se alegraba mucho de este momento, llegando a inventar un baile "El Merenguito". Algo tan simple que nunca dejará de sorprendernos. Al principio era merengue en una bandeja de cartón pero el presupuesto mejoró y se lanzaban tartas de verdad, con sustancia. En ocasiones había un giro y en lugar de tirar el azafato la tarta, eran sus propios amigos y familaires.

PRUEBA 2: EL TEST TONTUNO
Realmente tontuno, tal y como reza el título, esta prueba era muy similar a la anterior sólo que se daban 4 opciones y no existía rebote.

CASTIGO CORRESPONDIENTE: LA MEDIA
Se colocaba en la cabeza del concursante una desagradable media, más desagradable aún si conservaba trocitos de tarta. Después se amplió con la posibilidad de llevar o bien la media o bien el cucurucho humillante, un cono hecho con papel de periódico en el que se podía leer "Tontaco".

PRUEBA 3: PRUEBA ALEATORIA
La prueba aleatoria se regía por un sistema que nunca llegué a descubrir. El caso es que según el dia de la semana, la conjunción de los astros, la tirada de un dado o algo así, tocaba una prueba u otra. Las opciones eran
-Las películas: Los concursantes hacen gestos y Ernesto Sevilla debe averiguar de que película estan hablando.
-Los flanes locos: Quien se coma más flanes en 30 segundos gana.
-El dibujico de las narices: Los concursantes deben dibujar un actor ó grupo musical y Sevilla descifrar a que diantre se refieren.
-La patata caliente: Los concursantes deben aproximarse a una cifra sin que un globo que va creciendo les estalle en la puta cabeza.
-Adivina la tonada: Julián canta al oido de los concursantes canciones de una película, una serie o un grupo y los concursantes deben adivinarlo. Hacia el final, el diligente cantor se vio ayudado por un calcetín parlante llamado Antonio.

CASTIGO CORRESPONDIENTE: EL POLVORÓN
El concursante debía cantar una canción infantil a cámara con un polvorón en la boca. Existían, sin embargo, varios castigos más posibles. En ocasiones el anterior se complementaba con rítmicos golpes de un martillo de goma o se llevaba a cabo el "fluchiflin" que consistía en envolver al concursante en papel transparente.

Al ganador se le daba finalmente a escoger entre un bote con millones de euros y el regalo sorpresa y, obviamente, escogia siempre el regalo sorpresa que era normalmente un Ipod o una psp. Si había empate, se repartía dos cajas, una con el regalo caro y la otra con una mierda de coña.

Y después, todos juntos, en amor y compañía, cantaban un Karaoke con los títulos de crédito.



El último capítulo fue épico pues participaron los propios componentes: Julián, Onofre y El Loco de las Coles (no salía en Smonka pero es uno de los personajes mas populares de La Hora Chanante). Por supuesto, ganó Onofre con mucho. Y al final una batalla de tartas.

Un digno final. Pero no digo adiós. Digo ¡Hasta la próxima!

4 comentarios:

Guybrush dijo...

Me encanta. Además fue una amiga mía a concursar (aún tiene el video retenido, pero algún día saldrá a la luz)

Además es el único programa en el que he llegado a acertar absolutamente todas las preguntas.

Luc Hamill dijo...

Qué suerte tenéis los que tenéis televisión por cable. Anda, no lloréis más, que es mejor haber tenido y haber perdido que nunca haber tenido.

Guybrush dijo...

Jeje... yo lo veía en casa de mi abuelita y en el youtube...

Anónimo dijo...

Nu lu hi vistu in la vida, piru mi hubiera gustadu. Una pina.