(7 años de extravagantes aventuras)

miércoles, 20 de diciembre de 2006

Artículo de "Experiencia 42"

Mi último estudio sobre el 42 ha sido publicado en "Experiencia 42". Paso a reproducirlo.

Veo que hay mucho aficionado en este Blog. Esta bien que la juventud se interese por el sentido del todo, pero creo que es más importante una visión retrospectiva-histórica de semejante misterio y las interpretaciones que se ha dado al 42.


"42"... Este número ha tenido acongojados a filósofos de todas las épocas y nacionalidades. Desde la antiguedad, grandes sabios han caido en hondas depresiones por ser incapaces de descifrar el significado de "42". En un famoso diálogo platónico, Sócrates conversa con un noble sobre estas asombrosas cifras:

-Sócrates: Y decidme ahora que podemos hablar del tema ¿Sabéis que és 42?
-Aristofanes: Sólo lo que todos saben. Que aparece en sueños, aparece en los árboles, aparece en el agua pero nadie es tan necio como para encontrar una lógica al respecto.
-Sócrates: Yo tampoco ¿Te apetece un beso en la boca?

Como puede apreciarse, Platón no estaba tan interesado en las humanidades como en hacer apología de la homosexualidad.
En el año 1042 mucha gente creyó que había llegado el fin del mundo. Se produjeron revueltas en todas las fronteras y el miedo se extendía por doquier. Esto es por que el afamado profeta Zeremías dijo que "El mundo durará... lo que a mi me salga de los huevos". Y fue precisamente en 1042 cuando Zeremías decidió que el mundo debía terminar. Por suerte para generaciones posteriores, Zeremías sólo estaba bromeando, actitud que con la distancia podemos ver como divertida pero que en aquella época no estaba muy bien vista. Aun con todo y a modo de agradecimiento, una muchedumbre enfurecida, arrancó la cabeza al profeta al grito de "¡Es una broma!".

El 42 fue olvidado durante muchos años, hasta que apareció Descartes que no dudó en incorporarlo a su pensamiento. Según Descartes un hipotético "Genio Maligno" puede mantenernos fácilmente engañados y, por tanto, sólo hay tres cosas seguras. Yo ("Cogito ergo sum"), Dios ("Deus deceptor") y el Número 42 ("Rosa rosae rosam").
Descartes diseñó en una servilleta una complicada teoría matemática para demostrar que el 42 era el Universo. Se reproduce tal cual:

42-> 4+2=6 6x42=252 2+5+2=9
252-42=230 230x9=2070 2070(elevado a)42=

La rehostia

Descartes abandonó dicha teoría poco después de terminar su sandwich mixto. Se cree, sin embargo, que regresó a ella tiempo después pues una marca, claramente posterior indica:

Descartes mola. Soy la leche. Me hacía de todo.

Tras estas experiencias, se dieron multitud de interpretaciones contradictorias. Kant aseguraba que sus labios eran "42 veces mas gruesos que los de cualquier otro ser humano no deforme". Nietzsche decidió que "42 era el número de patadas que merecía ese tio que le miró mal el otro dia."
Sin embargo, y sin lugar a dudas, los expertos de todo el mundo parecen haber encontrado un nuevo atisbo de esperanza en las ideas de Manolo Ruíz, albañil del metro de fuencarral. Según sus propias palabras "¿De que cojones me estás hablando?".

¿Es acaso ese el sabio consejo que también desea transmitirnos "42"? ¿Acaso no importa tanto su significado "real" como todo lo que simboliza?
Quizás nunca lo sepamos. Pero mientras tanto, no dejéis de buscar.

-------------------------------------------------------------------------

Quiero recordar a todo el mundo que el blog Experiencia 42 admite cualquier clase de colaboración. Sólo mandad un e-mail a experiencia42@4042.com

3 comentarios:

Kenko Koro dijo...

Buenas apreciado desconocido.

Soy una persona nacida con una gran aficion a la convinación númerica y que para colmo, soy el 6 en numerologia.

No se si es cierto todo lo que cuentas aqui, pero... pq no?

Solo decirte que esto del Socrates que explicas, me parece sorprendente pq confirma una sensación que tengo desde que me contaron eso de que la unica ciencia que existiria si el "hombre" no existiera, seria las matematicas.

La sensación es que los numeros y sus convinaciones, en sí mismas, son entidades vivas (no se si es la palabra más adecuada).

Cuando hablas de las ecuaciones que se realizan con el número 42, lo que estas aplicando, en cierta manera son situaciones a los números; de la misma forma que se nos encontramos en situaciones en nuestra vida. Es decir:

Yo + 1*Coche + (4%Alcohol + 8%Drogas + 148%Velocidad)+ Imprevisto = Ileso

Yo + 1*Coche + (4%Alcohol + 8%Drogas + 145%Velocidad)+ Imprevisto = Ostia del copon.

Y todo pq los números no rimaban...(un ejemplo pillado x los pelos)

En fin que núestro destino depende de en que cantidad (y/o en que tiempo númerico) se producen. Lo que convierte a los numeros al animal simbionte del universo. Puesto que en su caprichosa distribución nos va el destino!

Nota del autor al blogger:
Lo siento. Mis más sinceras disculpas
x la potada mental.

Kike dijo...

Hmmmm
Muy interesante reflexión, amigo. Esta es la clase de cosas que hacen crecer a la Humanidad.

Luc Hamill dijo...

Bueno, en cierta forma estás haciendo apología del modelo determinista del Universo de Laplace (el modelo es de Laplace, no el Universo), algo totalmente deshechado desde el principio de indeterminación de Heisenberg. De ser cierto lo que dices, cualquier cosa sería solución de una ecuación diferencial que la "rige", pero se sabe que hay muchos fenómenos que no son expresables en ecuaciones diferenciales (cualquiera que sea impredecible), sin ir más lejos todos los de la meteorología, los maremotos, los rayos, los que sean producidos por seres vivos... Esto se sabe gracias a Poincaré, que descubrió los sistemas caóticos. Se puede ampliar el tema con cosas como la entropía, qué hay dentro de un agujero negro, cómo se comportan las partículas gaseosas a temperaturas elevadas o incluso la paradoja del gato de Schrödinger.

La realidad es muchísimo más compleja como para reducirla a 1, 2, 3... Por tanto los números no están "vivos" sino que más bien nos ayudan a explicar el comportamiento de los hechos físicos que percibimos.

Sé que tras todo esto la Humanidad ha dado para atrás el paso que avanzó con Armstrong. Pido perdón por ello.


PD: Me ha gustado lo de 148% Velocidad (a no ser que fuese 14,8%)