(7 años de extravagantes aventuras)

jueves, 9 de marzo de 2006

MUJERES BESÁNDOSE Y MONSTRUOS DÁNDOSE DE HOSTIAS

















Ante el fracaso de las últimas superproducciones de Hollywood, la industria cinematográfica ha tenido que ponerse en marcha. Tras hacer un profundo sondeo a la población han descubierto que hay dos cosas fundamentales que molan:
  1. Mujeres besándose
  2. Monstruos dándose de Hostias
De esta forma, se ha decidido crear una película de dos horas en la cual, a intervalos de cinco minutos, se ponen al servicio del espectador, una hora de imágenes de mujeres besándose y una hora de monstruos dándose de hostias sin ninguna soporífera trama argumental que desvíe la atención.
Los cientificos de todo el mundo se han quedado pasmados.
"No lo entiendo" Dice Stephen Hawkins "Ambas cosas son biologicamente absurdas". Y aun con todo son la leche. En todo el planeta Tierra no hay nada mejor que ver mujeres besándose y monstruos dándose de hostias.
Yo ya tengo mi entrada ¿¿Y la tuya??


PD-> Ya esta disponible la página oficial.

4 comentarios:

Marcos dijo...

Una película sin mitología, sin actos, sin presupuestos desorbitados... ¡DIOX! De cabeza, amigos. Además, sólo tendremos que soportar cinco minutos de hostias entre saliveo y saliveo. Claro, que los amantes de esas hostias monstruosas tendrán que guardar su cipote durante cinco minutos entre hostia y hostia... Pero en suma son más beneficios. Quiero una jodida entrada, mamá, oh, sí, ya lo creo...

IK-RO dijo...

Realmente es algo que nos gusta a todos. Lo has clavado.
Saludos

Kike dijo...

¡Hombre, cuanto tiempo! ¡Re-bienvenido al blog!

Efectivamente esta clase de experiencias son necesarias: El futuro de la humanidad depende de que se hagan mas películas con mujeres besándose y monstruos dándose de hostias.

Lore dijo...

¿¿Y porq renunciar a una de esas dos cosas???podrían hacer secuencias de mujeres besandose (primer plano) y detrás, monstruos pegándose (segundo plano), así los frikis pajilleros( cariñosamente hablando)sólo tendreis que enfocar o desenfocar la mirada al gusto del consumidor...