(7 años de extravagantes aventuras)

sábado, 21 de enero de 2006

KING KONG


Creo que King Kong es Dios. Aun no estoy seguro pero ando consultando a teólogos de todo el mundo para asegurarme.
Como iba diciendo, King Kong mola. Mola mucho. No tanto como Godzilla ni el Rhedosaurio pero casi casi...

Todo el mundo conoce de que va esto y quien no, pues es que ha estado escondido bajo una piedra los últimos 70 años: Un grupo de cineastas a las órdenes del director Carl Denham, se monta en un barco y se lanza a buscar Skull Island, La Isla de la Calavera, el último rincón perdido del mundo. Con ellos llevan a una joven recien sacada de la pobreza, Ann Darrow y un aguerrido marinero, Jack Driscoll. Al llegar se encuentran con que los nativos sacrifican a Ann a King Kong, un gorila de 8 metros de alto. Para rescatarla, tendrán que atarvesar la isla, plagada de criaturas prehistóricas (lucharán contra un estegosaurio, un brontosaurio y el propio mono cabreado que les tira por un barranco) mientras Kong salva a su dama, de la cual se ha enamorado locamente, de esos mismos bichos (concretamente un tiranosaurio, una especie de serpiente con patitas y un pterandón).
Finalmente, Jack salva a Ann y huyen juntos pero Kong los sigue y, en el poblado de los nativos, Carl logra sedarle lanzándole una bomba de gas. Pero todo esto esta muy lejos de terminar:
La criatura es llevada a Nueva York para ser exhibida como espectáculo y allí se escapa, provocando el caos. Vuelve a capturar a Ann y sube con ella hasta lo alto del Empire State Building donde morirá abatido por biplanos del ejército. Así, el simio muerto se convierte en un símbolo de como el hombre destruye todo lo que no entiende. "Fíjese, los aviones lo han matado" "No, no fueron los aviones. Fue la belleza lo que mató a la bestia".

La nueva versión de Peter Jackson sigue bastante fielmente esta linea argumental. Debo admitir que aunque King Kong siempre me ha gustado y soy uno de los mayores fans del mundo de El Señor de los Anillos no sabía sie sperar mucho de la película: Para empezar 3 horas me parecía demasiado, para seguir no me fiaba mucho del director (creo que estropeó la versión extendida del Retorno del rey añadiendo muchas escenas que destrozan el libro y recordemos que antes de esa obra épica sólo habia hecho basura) y además me daba la sensación que el guión era un mero calco de la película de 1933. Me equivoqué.

Acabé viendo la película en cine nada menos que
4 veces y otras 40 que la veré cuando salga en dvd. Pero como limitarme a decir que me gustó no valdría, hago un listado de sus virtudes:

  1. La Fotografia está verdaderamente cuidada. Cada fotograma es un cuadro.
  2. Los actos han sido estructurados de forma magistral, manteniendo un interés y una tensión constantes apoyados por un guión coherente, espectacular y mágico.
  3. La actuación es impecable y los personajes parecen poseer vida propia, teniendo cada uno una gran personalidad, incluyendo, porsupuesto al propio Kong que acaba por convertirse en el auténtico protagonista.
  4. Los efectos especiales son buenos pero no "roban" la historia, interviniendo sólo cuando son necesarios.
  5. La banda sonora, escrita por James Newton Howard, tan sólo un mes antes del estreno resulta no sólo adecuada, sino además muy emotiva.

Como iba diciendo no creo que me equivoque si digo que estamos ante una de las mayores joyas del Fantástico de toda la historia del cine y la mejor película del año 2005. Por desgracia, la película ha carecido del éxito arrollador que se esperaba de ella y ha sido vencida por la mediocre "Narnia", cuyo visionado no recomiendo ni a mi peor enemigo.

Pero por supuesto no tendría sentido toda esta noticia sin informar de algo bizarro. Ahí va pues: Ante todos "King Kong, el rey de las bestias" ("The Mighty Kong") que es, nada menos que la versión de dibujos animados de 1998 del mito que todos conocemos.
La película tiene todas las caracterterísticas de las cutres pelis de dibujos para video (oye, que a mi me gustaban) de los 90.
  1. Canciones
  2. Animación barata hasta rayar en el "manga"
  3. ¡¡Doblaje sudamericano!! (¡Acábenlos! decían siempre los malos...)
Ahora bien, yo no soy de esos que ven las pelis con prejuicios, ni siquiera las pelis raras. Esperaba una versión infantil (el infantilismo nunca me ha resultado una traba) y entrentenida. Vale. No. La peli es mala de cojones. La cinta dura en total una hora y diecisiete minutos. Pero parecen cinco (por el culo te la ahínco).
Kong aparece en multitud de absurdos flashbacks (¡incluyendo el comienzo, con un diseño de la isla calavera totalmente distinto al que vemos después!) a lo largo de la película pero no aparece "de verdad" hasta mas de la mitad del metraje. El bicho, ademas, carece de personalidad y se limita a gruñir y poner cara de enfado.

Lo mejor de toda la pelicula, la selva, se lo fulen los tíos en cinco minutos de ná, y la parte de nueva york esta plagada de humor absurdo (de ese que tanto nos gusta) y situaciones totalmente prescindibles quitándole mucho sentido a la historia. Y no voy a destripar el final, pero al final ¡King Kong esta vivo! Por no hablar de que en una peliculilla de dibujos para niños se cargan a sangre fría a dos tios sin comerlo ni beberlo en una escena que sobra totalmente, en la cual Kong coloca un coche en una via de tren y llega dicho tren y NO SE SABE MAS DE ELLOS. Acojonante. También podremos encotnrar en el filme a un chavalin con su amigo/mascota el mono Chips (?).

La peli es, eso si, a mi me parece mejor que la versión de Dino de Laurentis...

También querría recomendaros el libro "King Kong, rey de la isla de la calavera", una especie de precuela que mola muchísimo.

Y aqui termina mi reflexión filosófica de hoy. Puf "vaya coñazo que he soltao" como dijo ese gran hombre que es Aznar tras una de sus míticas disertaciones. Os dejo con un "Antes y después" que bien podría pertenecer a un anuncio de cremas ¡¡¡Adioooooos!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sé que te vas a reír de mí, pero como ya sabes, me pareció muy triste.

Bueno, visítame .